Skip to main content

Perennia nos ha permitido pasar de querer cambiar el mundo con las utopías de la adolescencia a lograr una manera de transformarlo a través del ejemplo, mostrando que existe una manera real y tangible de cambiar nuestra manera de habitar el planeta.

 

Esta historia empezó cuando llegamos al lugar de Cachóns en el asiento trasero del coche de Teresa, una gestora inmobiliaria. El día era lluvioso y estabamos bastante lejos de Compostela… La entrada a la aldea era estrechísima… (por aquí no pasa un camión grúa pensó Isaac). Pero cuando bajamos del coche todos los inconvenientes dieron igual, lo tuvimos claro, ! Tiene que ser aquí! Pero vamos a ir un poco más atrás en la historia.

Antes de empezar a buscar finca creímos que dado nuestro pasado urbanita (siempre habíamos vivido en un piso) debíamos ver si servíamos para la vida campestre. Así es que alquilamos una pequeña casa con un gallinero y una huerta. La experiencia confirmó que nuestro futuro debía ser rural ,ya que, encajaba mejor con nuestro objetivo de lograr una vida más sostenible y autosuficiente y menos consumista. También nos enseñó que en las casas de Galicia se pasa mucho frío y quizás por eso acabamos construyendo una casa pasiva en la que vivimos ahora. (pero eso es otra historia que ya os contaremos más adelante).

Así que el siguiente paso fue comprarnos ese terreno que nos enamoró a pesar de estar un poco lejos de Santiago y de tener una entrada muy estrecha que iba a complicar la obra. Cuando empezamos a cultivarla imitábamos lo que hacían nuestros vecinos y las enseñanzas del clásico libro de John Seymur, El horticultor autosuficiente. Aprendíamos, mejorábamos pero no nos acababa de convencer. Entonces descubrimos otra forma de hacer las cosas, lo llamaban permacultura. Parecía que íbamos en el buen camino así que seguimos investigando.

Nuestro primer libro de permacultura fue Gaia’s Garden: A Guide to Home-Scale Permaculture de Toby Hemenway. Un libro muy recomendable para iniciarse, y empezar a experimentar una forma diferente de cultivar. En este libro conocimos el concepto de bosque comestible y nos entusiasmó tanto que, los años siguientes no paramos de buscar bibliografía para empaparnos de todo lo que había publicado sobre esta materia (en otro momento os hablaremos de toda esta fuente de sabiduría). Casi todos los libros que conseguimos estaban escritos en inglés sin apenas publicaciones en castellano.

Fue así, como empezó a forjarse la idea de divulgar en castellano este sistema para conseguir una autosuficiencia alimentaria en un entorno atractivo.

Además, en estos 8 años de vida de nuestro bosque comestible, nos hemos hecho con muchas especies muy interesantes recurriendo a viveros de fuera de nuestras fronteras. Ahora, estamos trabajando duro para producir estas plantas de las que tanto nos han hablado en los manuales. Y aquí entra en la historia nuestro amigo Javi, que tiene un don especial para las plantas, y está manos a la obra reproduciendo las especies que permitirán que vuestros proyectos de boques comestibles se hagan realidad.

 

Así que ya teníamos todos los ingredientes: todo lo estudiado sobre bosques comestibles y nuestros conocimientos en ingeniería, cada uno en su especialidad profesional (medioambiental y agraria). Por otro lado, la experiencia práctica adquirida en estos 8 años dando forma a nuestro bosque comestible en Cachóns. Javi al frente del vivero para reproducir las plantas. Y como no, hemos tenido la suerte de contar a nuestro lado con grandes profesionales y buenas amistades, que han hecho posible que nuestras ideas se hicieran realidad:

Ivan y Óscar (https://www.arrokabe.com/) , que no sólo nos diseñaron una de las primeras casas pasivas de Galicia, sino que hicieron que ésta encajase a la perfección con el bosque comestible que la rodea.

Luis (https://www.luisdiazdiaz.com) con sus fotos de la casa, del bosque comestible, de los momentos.

Diana (https://www.dianahdez.com/)  con sus ilustraciones y su entusiasmo.

Kinana (https://www.kinana.es/) con su trabajo en la web y la imagen de Perennia.

Y todos los que ya habéis pasado por aquí y nos habéis hecho creer que realmente no lo hemos hecho tan mal y que esto vale la pena.

Muchas gracias a todos.

Bosque comestible-Vegetales perennes

 

Join the discussion 4 Comments

  • Raquel dice:

    ¡Qué inspirador! Qué ganas de conocer ese bosque comestible

  • Encantoume pasar por aquí, coñecer de perto a vosa experencia que é algo que sempre me chamóu a atención, o voso entusiasmo e todos eses logros, paso a paso ata chegar a ónde vos propuxéstedes. Son admiradora e seguidora.
    Parabéns

    • Perennia dice:

      Graciñas Bea, agora tes que velo na realidade, temos que combinar co Joam e Yoli para que veñades un día tod@s. Unha aperta moi grande.

Leave a Reply